Logo

MUNDO DE CHOCOLATE

icono nacional de chocolates
Compartir:

¿QUÉ DEBE TENER UN MENÚ?

Los mejores chefs plasman en el menú su carta de presentación, pues allí se describe el fruto de su trabajo. He aquí algunas recomendaciones para encantar a más comensales.

menu-chocolate

La presentación

Para elaborar el menú de tu restaurante, cafetería o pastelería, lo primero que debes procurar es brindar claridad y armonía. Piensa en ofrecer una atrayente cubierta, sobria y elegante, sobre un papel limpio y fino, con una excelente descripción que vaya desde lo más simple a lo más complejo dentro de las posibilidades gastronómicas. Así como en el mundo decoración, esta será la primera impresión que darás a tus comensales, por lo que es sumamente importante que pongas tu empeño y esfuerzo en lograr una carta impecable y perfecta.

La concordancia entre el deseo del cliente al ordenar un plato de tu menú y lo satisfecho que pueda estar al finalizar su comida, es la forma ideal de medir qué tan bien elaborada se encuentra la carta. Para lograr esto, se recomienda claridad en la presentación, siempre ir del plato más sencillo al más complejo, esto con el fin de acostumbrar paso a paso el paladar de los comensales. Así mismo, la descripción de cada plato debe ser siempre clara, concisa y completa.

¿Qué incluir y qué descartar?

La creatividad en la elección de los platos que vayas a incluir en tu menú es bienvenida y de seguro atraerá mucho la atención de tus comensales, pero siempre debes respetar el equilibrio entre lo dulce y lo salado, lo fuerte y lo suave. Debes abstenerte de recomendar dos platos con el mismo ingrediente preponderante para la entrada y para el principal o postre. Por ejemplo: sopa de camarones como entrada y ceviche de camarones para el principal; o una presa de pollo bañada en salsa de cacao amargo y un volcán de chocolate de postre.

Los aperitivos, las guarniciones, los buenos vinos son indispensables para lograr el efecto deseado, por eso debes esmerarte en ofrecer el maridaje idóneo para cada tipo de plato. 

Al final se trata de que desde el primer instante tu comensal colme sus expectativas y que lo que vio en el menú sea igual o mejor a lo que pudo degustar.

Más recetas