Logo

MUNDO DE CHOCOLATE

icono nacional de chocolates
Compartir:

EL CHOCOLATE Y LOS VINOS

La gastronomía sorprende cada día con la mezcla y creación de sabores, el chocolate y los vinos no han sido ajenos a los chefs que se atreven a combinar sabores.

A continuación encontrará algunas sugerencias que puede tener en cuenta a la hora de combinar estos sabores.

La primera de ellas es que el sabor del vino debe ser tan dulce como el chocolate que elija para acompañarlo.

El chocolate blanco se puede combinar con vinos amargos y con alto grado de alcohol como lo son el Zinfandel o Primitivo, debido a que el chocolate cumplirá la función de suavizar los taninos. El vino Moscato se convierte en otra buena opción para el chocolate blanco, porque resalta la cremosidad del chocolate y esté último destaca el tono frutal del vino.

Por su parte, para el chocolate con leche, cremoso o con mousse se recomienda Pinot Noir, un Merlot de poco cuerpo o incluso champagne que funciona para el chocolate con leche que contiene frutas. A la hora de acentuar el sabor de este tipo de chocolate el vino Oporto es otra opción.

Finalmente para el chocolate amargo o semiamargo, se pueden escoger vinos como los Cabernets, Cabernet Sauvignon, Zinfandel, Merlot o un Oporto rojizo o añejo que ofrecen sabor tostado convirtiéndose en una mezcla exquisita para el paladar.

  • Lorena Sánchez

    Para el chocolate con leche que tipo de oporto es el que mas se recomiend, ruby o uno añejo?